Artesanas de cinco departamentos realizaron Feria de Hilo elaborado con ruecas electrónicas

25/06/2015

Aproximadamente 40 artesanas de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Tarija presentaron este 24 de junio una Feria de Hilo Artesanal con calidad de exportación en la plaza Camacho en la que mostraron productos realizados con ruecas electrónicas, innovación que les permite reducir a la quinta parte el tiempo que empleaban en la elaboración a mano (de cinco días a un día por cada kilogramo).

 

El evento fue organizado por el Programa de Apoyo a la Promoción del Crecimiento y la Diversificación de las Exportaciones – PROEX del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, que actualmente financia el Proyecto Hilando la Vida que beneficia a 400 mujeres de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Tarija, dando continuidad al proyecto implementado inicialmente por Pro Bolivia en el municipio cochabambino de Cocapata, que benefició a 430 mujeres las cuales lograron constituir una empresa autosostenible.

 

Actualmente, las artesanas de Cocapata,  producen aproximadamente 350 kilogramos de hilo artesanal en colores naturales al mes y están atendiendo pedidos del Valle Alto de Cochabamba,  La Paz, de la capital valluna, Francia, Italia y Alemania.

En oportunidad de la inauguración de la feria, el Director de Pro Bolivia, Javier Escalante, informó que las ruecas electrónicas, que permiten elaborar hilo de llama y alpaca, fueron desarrolladas en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina y luego construidas por técnicos bolivianos, en la línea de promover la innovación tecnológica para mejorar las condiciones de producción artesanal en Bolivia.

 

A su turno, el Ministro Consejero de la Unión Europea, Juan Planas, destacó la complementación de proyectos dentro de la cadena de hilado artesanal por parte de entidades del gobierno de manera acertada para facilitar la vida de los bolivianos con miras a la exportación de sus productos.

 

A nombre de las productoras, Esperanza Coya, aseguró que las perspectivas de exportación a Europa de hilo y prendas acabadas permitirán que las artesanas puedan garantizar los recursos que permiten sustentar a sus familias a diferencia de lo que sucedía anteriormente cuando tenían muy pocas opciones de generar ingresos.

 

Los expositores mostraron a detalle el proceso de selección de la lana de camélidos, la hilatura que se realizaba anteriormente con métodos convencionales y la incorporación de la rueca electrónica para finalmente exponer prendas acabadas en diferentes técnicas.

 

El diseñador del equipo, Gerardo Triviño, del INTI de Argentina, destacó que se adaptó la rueca al tipo de hilado en Bolivia además de ser de tamaño pequeño, fácil de usar y de llevar a cualquier parte. El consumo es de 6 watts, con carretes intercambiables y con inversor de marcha para hilar y torcer.

 

El proyecto de Proex tiene un costo total de 1,2 millones de bolivianos, mientras que el de Pro Bolivia demandó 1,3 millones, ambos cubiertos en un 80% con recursos de la Unión Europea. De manera conjunta benefician a 840 mujeres de las áreas rurales, quienes se dedican a la crianza de camélidos.

 

Se estima que las mujeres logren la producción conjunta de aproximadamente 100 mil kilos por año ya que las ruecas electrónicas les permiten reducir el tiempo de hilado, mejorar sus condiciones laborales e hilar fibras de calidad homogéneas a muy bajo costo porque utilizan de manera opcional energía eléctrica, baterías o paneles solares.

 

Además, se calcula que el costo del hilo se incrementará de 140 a 300 bolivianos el kilo, considerando la mejor calidad del producto y las posibilidades de exportación que existen a países como Francia por tratarse de fibra de camélidos que utiliza tintes naturales.